Se denomina radioterapia adaptativa a los cambios que realizamos en el curso del tratamiento de radioterapia o a una nueva planificación al detectar en las imágenes los cambios que se han producido, bien en el tamaño del tumor, bien en el peso del paciente, bien en los órganos y tejidos adyacentes. Se trata, por tanto, de un modo de afinar aún más la radioterapia, principalmente, en los tratamientos de larga duración.

Esto es posible gracias a la toma de imágenes diaria que se realiza durante cada sesión -radioterapia guiada por imágenes (IGRT)-, que nos permiten conocer los cambios anatómicos del paciente y del tumor, analizar el impacto de la dosis y determinar el resultado del tratamiento.

De esta manera, se ve en cada sesión de radioterapia si el tumor ha crecido o disminuido, ha cambiado de forma o de ubicación, así como alteraciones en las estructuras anatómicas del paciente, como por ejemplo, si el paciente se rompe la clavícula u otras cuestiones, como que engorde o adelgace.

Una vez que el sistema detecta estas modificaciones, el equipo de Oncología Radioterápica puede realizar las adaptaciones secuenciales, con cambios en la dosis o el área a radiar, por ejemplo, en función de las nuevas características de la masa tumoral.

Ventajas

Todas estas posibles verificaciones y modificaciones del plan de tratamiento permiten avances en dos aspectos fundamentales:

  • La seguridad, protegiendo los tejidos sanos circundantes
  • La fiabilidad, optimizando la eficacia.

Entre las principales ventajas de la radioterapia adaptativa están:

  • Examinar de forma muy precisa la evolución del paciente
  • Ajustar en muy poco tiempo la nueva estrategia terapéutica
  • Suministrar dosis en ubicaciones precisas
  • Mantener el área de tratamiento en el blanco, al tener en cuenta, por ejemplo, las reducciones del tamaño del tumor en las últimas sesiones de radiación

La radioterapia adaptativa se suele hacer en los linfomas, que se reducen muy rápido. Por el contrario, no se practica en los casos de mama en los que no se ve que un tumor aumente o disminuya, sino que entonces se administra radiación como adyuvancia, es decir, para prevenir una recidiva.

La radioterapia adaptativa está indicada como tratamiento de:

Dr. Rodrigo García-Alejo
Oncología Radioterápica