Adenoma de hipófisis

Introducción

Introducción

La hipófisis es una pequeña glándula endocrina ubicada en el cráneo, dentro de una estructura ósea llamada silla turca por debajo del quiasma óptico y el hipotálamo, Se encuentra conectada con este último mediante el tallo hipotálamo-hipofisario. En las inmediaciones de la hipófisis hay estructuras muy importantes como los nervios ópticos, el seno cavernoso, arterias carótidas y algunos nervios craneales.

La hipófisis se divide en dos porciones:

  • Anterior (adenohipófisis)
  • Posterior (neurohipófisis).

La hipófisis produce algunas hormonas (ACTH, TSH, GH, PRL, LH y FSH) que controlan la secreción de las glándulas endocrinas del resto del organismo y tiene un papel muy importante en la regulación de algunas funciones vitales, como:

  • El crecimiento.
  • El desarrollo neuropsicológico.
  • El desarrollo y comportamiento sexual.
  • Funciones relacionadas con la reproducción, embarazo y lactancia.
  • El metabolismo.
  • Balance energético del organismo.
  • Regulación de la temperatura del cuerpo.
  • Respuesta ante las situaciones de estrés
  • Regulación del agua y el equilibrio iónico.

Un adenoma de hipófisis es una tumoración benigna de la parte anterior de la hipófisis (adenohipófisis). Estos adenomas se pueden clasificar:

  • Desde el punto de vista funcional:
    • No secretores (no producen hormonas)
    • Secretores (producen hormonas y causan síndromes de hipersecreción hormonal).
  • Desde el punto de vista del tamaño, también es posible clasificarlos en: 
    • Microadenomas (menores de 1 cm de diámetro)
    • Macroadenomas (mayores de 1 cm de diámetro).

El adenoma de hipófisis debe distinguirse de otros tipos de tumores que asientan en la misma región anatómica como los meningiomas o los craneofaringiomas.

Los adenomas de la hipófisis suponen aproximadamente el 10 % de todos los tumores primarios intracraneales, con una prevalencia de alrededor de 70-100 casos por cada 100.000 habitantes.