Cáncer de esófago

Introducción

Introducción

El esófago es el canal a través del cual los alimentos y líquidos ingeridos llegan al estómago. La pared del esófago está formada principalmente por tejido muscular, el cual se contrae formando ondas peristálticas que transportan el alimento hasta el estómago.

Los tumores esofágicos suelen originarse en las células epiteliales que forman el revestimiento interior del esófago, las cuales sufren alteraciones en su ADN que provocan cambios en su aspecto y función, además de un crecimiento descontrolado. Este tipo de tumores suele crecer invadiendo los tejidos circundantes, aunque también pueden extenderse a otros órganos del cuerpo.

Los diferentes tipos de cáncer de esófago se clasifican en función del tipo de células implicadas:

  • Adenocarcinoma: generalmente surge en las glándulas secretoras de moco que reemplazan el epitelio normal del esófago y suele afectar principalmente a la parte inferior, cerca del estómago.
  • Carcinoma epidermoide: se origina a partir de las células que forman el revestimiento normal del esófago y suele afectar fundamentalmente al tercio medio y superior.

Es un tipo de cáncer que se puede prevenir y curar en un elevado porcentaje de casos si se diagnostica a tiempo.

En iTAcC contamos con un equipo médico altamente especializado en el diagnóstico y tratamiento de los tumores esofágicos. Todas las decisiones terapéuticas se llevan a cabo de forma multidisciplinar, con participación de especialistas en aparato digestivo (endoscopistas), cirujanos generales, otorrinolaringólogos, cirujanos torácicos, neumólogos, radiólogos, patólogos, oncólogos radioterápicos y oncólogos médicos. A su vez, en iTAcC participan especialistas en nutrición y fisioterapeutas que suponen un gran apoyo al paciente durante y después del tratamiento. Todo esto proporciona las mejores garantías en la prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad.