Cáncer de Ovario: 10 claves

cáncer-de-ovarios

El cáncer de ovario es el quinto tumor más frecuente entre las mujeres en España y constituye el tumor ginecológico con peor pronóstico por delante del cáncer de mama, a pesar de lo cual no existe una conciencia de su riesgo entre las mujeres. Esta falta de conciencia y el hecho de que sus síntomas suelen confundirse con otras patologías banales, lo convierten en uno de los que se diagnostican en una etapa más avanzada y uno de los que tiene una tasa de mortalidad más alta. Te detallamos a continuación las 10 claves para entender el alcance de este cáncer.

1.- Todos los años se diagnostican en España 3.200 nuevos casos de cáncer de ovario y fallecen más de 1.800 mujeres por esta causa, lo que le convierte en el tumor ginecológico con la tasa de supervivencia más baja.

2.- La mayoría de los tumores se diagnostican en una etapa avanzada y se estima que sólo el 45% de las mujeres con cáncer de ovario tienen probabilidades de sobrevivir 5 años, en comparación con el 89% de las mujeres a las que se diagnostica un cáncer de mama. La incidencia es similar en los países desarrollados y en los países en vías de desarrollo.

3.- Todas las mujeres presentan riesgo de desarrollar un cáncer de ovario y este riesgo aumenta con la edad.

4.- Un 15% de los nuevos casos, tienen antecedentes familiares. Los antecedentes familiares deben tener en cuenta cuando hay un familiar directo con cáncer de mama diagnosticado antes de los 50 años o bien con un cáncer de ovario, independientemente de la edad con la que se hubiera diagnosticado. Otros antecedentes familiares que se consideran factor de riesgo en cáncer de ovario son el cáncer de cuello de útero y el cáncer de colon.

5.- Sin antecedentes familiares, el mayor factor de riesgo es la edad, con un pico de diagnóstico a los 55 años, aunque algunos casos pueden aparecer en mujeres jóvenes.

6.- Una endometriosis previa se considera también factor de riesgo, como el hecho de no haber tomado nunca la píldora anticonceptivano haber tenido hijos, haber tenido la primera menstruación a edad temprana o una menopausia en edad tardía.

7.- Son síntomas del cáncer de ovario:

  • Distensión abdominal: Inflamación del abdomen de forma continua
  • Sensación de saciedad tras haber comido poca cantidad
  • Dolor abdominal o pélvico
  • Necesidad de orinar con mayor frecuencia

Conocer e identificar estos síntomas puede ayudar a detectar precozmente la enfermedad, pero a menudo suelen confundirse con molestias gastrointestinales banales, lo que hace que se diagnostique en fases más avanzadas. Si identifica a tiempo, la supervivencia se sitúa en el 90%.

8.- No existen pruebas de detección precisas y fiables. Muchas mujeres creen que la citología  sirve para detectar el cáncer de ovario, pero esta prueba solo detecta los cambios precancerosos en el cuello del útero.

9.- Si se presenta síntomas de cáncer de ovario, las pruebas para diagnosticarlo comprenden:

  • Un examen pélvico completo
  • Una ecografía pélvica
  • Un análisis de sangre para medir el marcador tumoral CA-125

10. El tratamiento, dependerá de cada caso, atendiendo a que la personalización en las pautas de tratamiento mejoran el resultado del tratamiento:

  • En líneas generales, el tratamiento indicado es la cirugía con la extirpación de cuerpo del úteroresección de ambos ovarios y las trompas uterinas, junto con una exploración quirúrgica de la cavidad abdominal y con la valoración de quimioterapia adyuvante, según características clínicas del tumor.
  • En el caso de pacientes con enfermedad avanzada y en estadíos localizados a nivel de pelvis – abdomen se puede optar inicialmente por la resección completa del tumor (cirugía óptima) con tratamiento de quimioterapia posterior o adyuvante (ya sea intravenosa o intraperitoneal), o se puede optar por un tratamiento  “en sándwich” con quimioterapia previa y posterior a la cirugía de resección del tumor.
  • El tratamiento postquirúrgico con fármacos antiangiogénicos tras una cirugía subóptima con quimioterapia adyuvante o en pacientes con enfermedad inoperable en los que ya se ha administrado quimioterapia como primer tratamiento, es una opción cuya elección dependerá de la situación clínica de cada paciente.
  • El tratamiento con radioterapia en la actualidad se reserva para situaciones clínicas que requieran paliar un síntoma de difícil control, y su utilidad se define en cada caso en concreto.

Dr. Pedro Aramburo

Oncología Médica
iTAcC

Dejar un comentario