Cáncer de pulmón: el riesgo inconsciente del ex fumador

riesgos-ex-fumador

Ante el Día Mundial contra el Tabaco, los especialistas recuerdan que este hábito está detrás del 85% de los casos de cáncer de pulmón, la primera causa de muerte por cáncer en hombres y mujeres. El fumador es consciente del riesgo que corre, pero ¿y el ex fumador? Una vez abandonado el hábito, el riesgo se diluye y los síntomas que antes causaban alarma, dejan de hacerlo.

El cáncer de pulmón es el principal tumor en los países desarrollados y es la primera causa de muerte por cáncer entre hombres y mujeres y, a pesar de ello es un tumor que únicamente se diagnostica en fases tempranas en el 15% de los casos. Hoy cerca del 50% de los casos de cáncer pulmonar aparece en el momento del diagnóstico en población ya ex fumadora.

Esto se debe a tres factores, fundamentalmente:

  • No tenemos todavía una prueba de cribado que nos permita hacer un diagnóstico precoz
  • En muchos casos es de presentación asintomática y algunos síntomas, además, el paciente tiende a confundirlo con las consecuencias propias de su adicción al tabaco
  • Más de 85% de los pacientes con cáncer de pulmón son o han sido ex fumadores, pero mientras el fumador se mantiene alerta frente a determinadas señales de alarma, en el caso del ex fumador este riesgo se diluye.

Las modificaciones biológicas celulares que produce el humo de tabaco hace que el  riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón es directamente proporcional al tiempo que se ha fumado y hay más riesgo si se ha estado expuesto al humo del tabaco por un largo período de tiempo que si ha sido por un tiempo breve aunque haya sido muy intenso.

Algo que el ex fumador pierde de vista es que el riesgo estadístico de desarrollar un cáncer de pulmón se mantiene durante los 15-10 años siguientes a abandonar el hábito, lo que es lo mismo, para que a los 60 años haya equiparado el riesgo al de un no fumador, tiene que haber dejado de fumar antes de los 40-45.

Esto tiene una gran importancia cuando vemos que mientras ante una tos persistente, el fumador acude a su médico, el ex fumador suele pensar que es un catarro mal curado y ahí está retrasando el diagnóstico y una oportunidad terapéutica. Empezamos a disponer de pruebas de cribado en poblaciones de alto riesgo, y el ex fumador podría someterse a estos controles que nos ayudarían a detectar el tumor en fases tempranas.

En cualquier caso, tengamos en cuenta que el riesgo es el tiempo de exposición al tabaco que es un hábito al que nos vinculamos de forma voluntaria y que podemos y debemos abandonar de forma inmediata de la mano de profesionales.

Dr. Rafael Martínez Cruz
Unidad de Diagnóstico y Tratamiento del Cáncer de Pulmón

iTAcC

Dejar un comentario