Nuevas indicaciones en irradiación parcial de la mama

APBI

El tratamiento del cáncer de mama con radioterapia, clásicamente, se realiza tras la cirugía conservadora y se administra en cinco semanas de tratamiento sobre la mama completa. Sin embargo, en casos seleccionados, se puede realizar el tratamiento sobre la zona en la que se encontraba el tumor sin irradiar el resto del volumen mamario, es lo que se denomina irradiación parcial de la mama (en inglés APBI – Accelerated Parcial Breast Irradiation) y acelerando el tratamiento, es decir acortando la duración del tratamiento, en días, con mínimos efectos secundarios y sin disminuir su eficacia, lo que se traduce en una mejora de la calidad de vida de las pacientes.

¿De qué manera puede hacerse este tratamiento?

Existen dos formas principales:

  • Radioterapia externa: el acelerador lineal emite la radiación, que es administrada de forma precisa sobre el volumen previamente delimitado en un TAC realizado a la paciente.
  • Braquiterapia: a través de una intervención quirúrgica menor, en la que se implantan unos catéteres en la mama, a través de los cuales se insertará la fuente radiactiva para el tratamiento.

En iTAcC, aunque tenemos una amplia experiencia en braquiterapia, actualmente preferimos realizar el tratamiento con radioterapia externa, porque conlleva una serie de ventajas:

¿Qué pacientes son candidatas a un tratamiento de irradiación parcial?

Recientemente se ha publicado una revisión de la Sociedad Americana de Oncología Radioterápica (ASTRO por sus siglas en inglés), en la que se actualizan los criterios para realizar este tipo de tratamiento. Esta nueva guía amplía el abanico de pacientes candidatas y establece que es necesario hacer un estudio exhaustivo de la paciente, pues se trata de un tratamiento personalizado en el marco de lo que actualmente llamamos “oncología de precisión” y clasificaríamos a las pacientes en tres grupos:

  • Pacientes que se deberían incluir para tratamiento con APBI:
    • Mayores de 50 años.
    • Sin mutaciones genéticas (BRCA 1/2).
    • Tumor menor de 2 cm.
    • Tumor in situ, si el margen es mayor de 3 mm y el área tumoral menor de 2,5 mm, con un grado nuclear intermedio-bajo.
    • Margen quirúrgico mayor o igual a 2 mm.
    • Estadío T1.
    • Sin invasión linfovascular.
    • Receptores de estrógenos positivos.
    • Tumor unicéntrico y unifocal.
    • Sin componente intraductal extenso.
    • Sin afectación de ganglios linfáticos (pN0) (mediante ganglio centinela o linfadenectomía).
    • Sin tratamiento neoadyuvante (quimioterapia previa a la cirugía).
  •  Pacientes excluidas para tratamiento con APBI:
    • Menores de 40 años.
    • Tumores mayores de 3 cm (incluidos tumores in situ y componente intraductal extenso).
    • Estadio T3-T4.
    • Márgenes quirúrgicos positivos.
    • Invasión linfovascular extensa.
    • Multicéntrico y/o multifocal.
    • Afectación de ganglios linfáticos (pN1-pN3) o axila no intervenida.
    • Tratamiento neoadyuvante.
  • Los casos intermedios entre un grupo y otro, requieren una valoración más exhaustiva e individualizada, decidiéndose en el marco de un comité multidisciplinar.

Por tanto, aunque la irradiación parcial de la mama se puede realizar en casos muy seleccionados, es una forma de tratamiento en la que se consigue disminuir el riesgo de reaparición del tumor, acortando la duración del tratamiento, minimizando las molestias para las pacientes.

Dra. Mª Carmen Escribano
Oncología Radioterápica
Instituto de Técnicas Avanzadas contra el Cáncer – iTAcC

 

Dejar un comentario