Los avances que se han producido en los últimos años en el campo de la radioterapia permiten realizar tratamientos en los que es posible focalizar con mucho más detalle la radiación y proteger los tejidos sanos alrededor del tumor. Dentro de estas innovaciones cabe destacar los sistemas guiados por imagen, que a su vez, permiten elevar la calidad del tratamiento.

La Radioterapia Guiada por Imagen (IGRT, por sus siglas en inglés) es una técnica de verificación de la radioterapia basada en la toma de imágenes antes y durante la administración de la radiación, mientras el paciente está en la mesa de tratamiento con el objetivo de delimitar el tumor y mejorar la precisión y exactitud del tratamiento, y preservar así los tejidos sanos cercanos.

Para ello, los aceleradores lineales cuentan con sistemas de toma de imágenes. En el caso del True Beam STx con tecnología Novalis de iTAcC, cuenta con cuatro sistemas, lo que le convierte en el más preciso:
• Un sistema OBI (On Board Image) que permite situar al paciente en la posición exacta para recibir el tratamiento siguiendo referencias óseas mediante un sistema planar de Rayos X.
Cone Beam, un TAC de haz cónico con el que tomamos imágenes óseas y de partes blandas del paciente. Nos permite asegurar que la posición del tumor es exacta para la administración del tratamiento.
Exac Track XRay, un localizador de rayos X independiente del acelerador lineal montado en la sala de tratamiento que facilita la localización de la zona a tratar
• Un sistema “Respiratoriy gaiting” que detecta los movimientos de los órganos con la misma precisión que si fueran órganos estáticos, radiando únicamente cuando la lesión se encuentra dentro del haz de radiación.

Esto, unido al resto de sistemas que incorpora el TrueBeam STx (mesa robotizada 6D, micromultiláminas dinámico) reduce las incertidumbres inherentes a otros sistemas de radioterapia, administrando el tratamiento con dosis más concentradas de radiación en menos tiempo –acortando el número y la duración de las sesiones- y con tasas muy bajas de toxicidad o sin toxicidad, en algunos casos.

¿Cuándo está indicada la IGRT?

La radioterapia guiada por imagen por su extremada precisión resulta idónea para tumores que implican órganos en movimiento, ya que continuamente se está analizando y contrarrestando la situación del tumor con imágenes previas. Principalmente, está indicada para cánceres de:

En definitiva, se consigue una radiación mínimamente invasiva pero con dosis que tienen un efecto similar a la cirugía, sin sus inconvenientes.

Dr. Rodrigo García-Alejo

Oncología Radioterápica

ITACC