Unidades de Mama, mejor opción para tratar el cáncer de mama

cáncer-de-mama

Cada año se diagnostican en España 26.000 nuevos casos de cáncer de mama, el tumor más frecuente en la mujer occidental, y se estima que 1 de cada 8 mujeres desarrollará un tumor en el pecho a lo largo de su vida. Afortunadamente, los programas de cribado están ampliamente asentados y la población femenina está muy concienciada de la necesidad de realizarse un chequeo ginecológico al año, y el progreso de la tecnología diagnóstica –cada vez más precisa- nos ha llevado a detectar los tumores cada vez en fases más tempranas. Esto, sumado a los grandes avances en los tratamientos, ha dado como resultado una supervivencia cada vez mayor y unas tasas de curación cada vez más elevadas.

Aun así, cuando a una mujer se detecta un bulto, hasta la confirmación de la sospecha y después, se inicia un proceso de incertidumbres y temores que se deben en gran parte al desconocimiento de lo que va a pasar a continuación.

Si el diagnóstico inicial no se produce a raíz de un programa de cribado, cuando la paciente se detecta un bulto o una señal sospechosa, debe acudir de inmediato a su ginecólogo que le prescribirá las dos pruebas iniciales de diagnóstico: eco de mama y mamografía. Si se confirma la sospecha, se realizarán las pruebas complementarias que se estimen oportunas en función de la situación de cada paciente.

Si se confirma la malignidad, el resultado de estas dos pruebas nos lleva a dos escenarios “dramáticamente distintos”, afirma el Dr. Pedro Aramburo, especialista en Oncología Médica del Instituto de Técnicas Avanzadas contra el Cáncer (iTAcC) de Madrid. El tumor puede estar localizado o haberse diseminado a través de la sangre y de los vasos linfáticos. En este caso se realiza la biopsia de ganglio centinela, el primer ganglio linfático que encuentran las células tumorales al intentar diseminarse a través de la linfa y que extirpamos para analizarlo y comprobar si tiene o no células tumorales y su resultado nos ayudará a determinar el tratamiento más eficaz.

Tumor localizado

Cuando el tumor es localizado, el primer tratamiento que recibe la paciente es la cirugía que, en función de las características del tumor será conservadora o mastectomía, con o sin reconstrucción inmediata (la opción más deseable, siempre que sea posible). Si la biopsia de ganglio centinela ha sido positiva, además, se tiene que vaciar la axila para limitar la posibilidad de diseminación a través de la linfa.

Inmediatamente después, se inicia el tratamiento médico a base de quimioterapia y/o hormonoterapia y/o trastuzumab, un anticuerpo monoclonal para el tratamiento del cáncer de mama HER2 positivo, una variedad de tumor de mama cuyo crecimiento está vinculado al factor de crecimiento epidérmico humano (HER2 o c-er-B2).

La radioterapia sólo se contempla en pacientes que han recibido tratamiento conservador o un vaciamiento axilar.

Este orden se ve alterado cuando estamos ante tumores muy grandes con ganglio centinela positivo o c-er-B2 positivo, en los que el tratamiento médico se aplica previamente a la cirugía para reducir el tamaño del tumor.

Tumor Diseminado

Cuando el tumor está diseminado, recurrimos al tratamiento médico como única opción: quimioterapia y/o hormonoterapia y/o Herceptin. En el caso de los tumores HER2 positivos metastáticos,hemos sabido que la combinación de dos anticuerpos monoclonales (Trastuzumab y Pertuzumab) con docetaxel ha logrado una supervivencia de 56,5 meses, 15,7 meses más que con la combinación que usábamos hasta ahora de Trastuzumab y quimioterapia, un avance sin precedentes en la supervivencia de estas pacientes.

“Y siempre, lo deseable es que la paciente pueda ser tratada en una Unidad de Mama, integrada por un equipo multidisciplinar en el que todos los profesionales implicados en el proceso, desde el radiólogo hasta el radioterapeuta, pasando por el cirujano, el ginecólogo, en anatomopatólogo y el oncólogo, pongan en común toda la información y consensúen la mejor opción de tratamiento para cada paciente en concreto”, afirma el Dr. José Luis Escat, cirujano de la Unidad de Mama de iTAcC. “Está demostrado que los resultados son mejores cuando el enfoque es multidisciplinar y en este sentido el Parlamento Europeo publicó en 2003 una Directiva en la que se establece el derecho de toda mujer a ser atendida en una Unidad Multidisciplinar de Mama”.

Ver noticia publicada en ABC

Dejar un comentario