Nunca sabemos lo fuertes que somos hasta que ser fuertes es nuestra única opción (E.M. y M.S. 13 de noviembre de 2014)

Querido grupo de profesionales  que formáis el ITacC:

Hace ya algunos meses, estuvimos en vuestro departamento realmente angustiados por todo lo que anteriormente y ajeno a vosotros habíamos tenido que pasar, con relación a una operación de cáncer que le habían hecho a E.  en otro hospital. No sólo encontramos en el ItacC a unos estupendos profesionales, sino a personas con una atención, paciencia y comprensión ante la desesperación que en esos momentos tanto el paciente como la familia tenía.

Siempre habéis tenido una sonrisa, una palabra de ánimo, una tranquilidad y seguridad ante lo que nos decíais que nos lo transmitisteis y nos hizo crecernos ante la adversidad del momento. 

Nunca sabemos lo fuertes que somos hasta que ser fuertes es nuestra única opción. Esto, acompañado de personas como vosotros, hace que el camino sea mucho más fácil y seguro. Cada persona que conocemos está luchando con sus problemas. Ser amable con la persona no hace que el problema lo resolvamos en su lugar, pero la bondad quizá puede ser el milagro que estaba esperando. 

Ahora que ha terminado el tratamiento de radioterapia, que aún faltan análisis y alguna que otra prueba y nos vamos acercando al final... o por lo menos eso esperamos..., queríamos dejar estas palabras de agradecimiento a todos vosotros, pero muy especialmente a la Dra. Gema Sanchez,  quien siempre ha tenido un trato excepcional tanto  profesional como personal hacia nosotros. Ha estado siempre accesible a cualquier duda, consulta o preocupación a cualquier hora del día y dándonos la tranquilidad con relación a todo el tratamiento que se le ha administrado.

Como bien hemos dicho, sólo tenemos palabras de agradecimiento hacia todos.

Sin más y  con todo cariño.

E. M. y M. S. 

13 de noviembre de 2014