Radioterapia en enfermedades inflamatorias

Quitar el dolor o las alteraciones de la movilidad, en determinadas enfermedades, hoy es posible sin medicación.


La radiación a dosis muy bajas, hasta 100 veces menor a la utilizada para el tratamiento del cáncer, tiene un efecto antiinflamatorio y  antiproliferativo que hace disminuir síntomas como:

  • El dolor
  • Las alteraciones de la movilidad o de la función

que se presentan en determinadas enfermedades.

Las mejoras de los actuales sistemas con los que se administra radiación han permitido reabrir un campo  dentro de la radioterapia que es el uso de la radiación para el tratamiento de enfermedades benignas.

La posibilidad de utilizar la radiación en la actualidad viene de la mano de una disminución muy importante de efectos secundarios, gracias a que hoy en día:

  • Podemos definir con gran exactitud, mediante técnicas de imagen -como resonancia magnética o TAC- dónde debemos actuar con la radiación
  • Por la enorme precisión con que se puede administrar hoy en día la radiación, gracias a los sistema guiados por imagen (IGRT).

En este sentido, dos instituciones europeas como el GCG-BD (German Cooperative Group on Radiotherapy for Bening Diseases), en Alemania en 2014, y The Royal College of Radiologists, del Reino Unido en 2015, han publicado Consensos y las líneas de tratamiento para el uso de radioterapia en las enfermedades benignas.

Dentro iTAcC se ha abierto una línea de trabajo que sigue de manera precisa las recomendaciones europeas, para el tratamiento de algunas enfermedades benignas, utilizando los máximos estándares de calidad que aseguran la precisión en la administración de la irradiación a dosis muy bajas en comparación con las utilizadas en otras patologías:

Enfermedades benignas inflamatorias que se benefician la radioterapia

Las enfermedades que se benefician del uso de estos tratamientos son:

Aparato Musculoesquelético:

  • Dupuytren y Ledderhose (fibromatosis plantar).- Reumatólogos, fisioterapeutas y traumatólogos
  • Fascitis plantar y espolón calcáneo.- Fisioterapeutas y Traumatólogos.
  • Osificación heterotópica de cadera.- Traumatólogos.
  • Hemangiomas vertebrales.- Traumatólogos.
  • Artrosis de rodilla, cadera, hombro.- Reumatólogos, Geriatras.
  • Tendinitis, bursitis (epicondilitis. periartritis escapulo-humeral, epitrocleitis).-Traumatólogos, reumatólogos, fisioterapeutas.
  • Hombro congelado.- Traumatólogos, reumatólogos, fisioterapeutas.
  • Sinovitis vellonodular.

Ojo:

  • Graves.- Oftalmólogos, endocrinólogos.
  • Degeneración macular (DMAE).- Oftalmólogos, Geriatras.

Piel:

  • Queloides.-Dermatólogos, cirujanos plásticos.
  • Psoriasis.- Dermatólogos.

Otros:

  • Sialorrea de la ELA.- Neurólogos
  • Ginecomastia y mastodinia.