12 síntomas del cáncer

El cáncer es un grupo de enfermedades que puede manifestarse prácticamente con cualquier síntoma: las señales de alarma que deben ponernos sobre aviso de un posible tumor van a depender del órgano al que afectan (localización) y de su extensión y tamaño (si es un tumor grande o pequeño, o si estamos ante una metástasis, en cuyo caso los síntomas pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo).

Es importante identificar los posibles síntomas de un cáncer porque cuanto antes se identifique la enfermedad antes podrá tratarse y este hecho aumenta la supervivencia y las posibilidades de curación. También hay que tener en cuenta que hoy en día contamos con medios para detectar algunos tumores antes de que se manifiesten: es lo que llamamos programas de cribado poblacional, ampliamente extendidos hoy en día en cáncer de próstata y de mama, y programas de detección precoz, especialmente útiles en cáncer de pulmón y de piel.

Dicho esto ¿qué síntomas pueden avisarnos de la posibilidad de un cáncer? Principalmente 12 señales de alarma:

1.- Pérdida de peso inexplicable

La pérdida de peso es un síntoma común a la mayoría de los casos de cáncer en algún momento de la enfermedad y se considera señal de alarma si ronda los 5 kilos y se produce de forma no esperada. Es un síntoma habitual en los tumores de  aparato digestivo (páncreas, estómago, esófago o pulmón) o en tumores avanzados en otras localizaciones. 

2.- Fiebre

La fiebre puede ser un signo temprano de procesos como la leucemia o el linfoma.  A lo largo de la enfermedad puede producirla el mismo tumor o sustancias que produzca.

3.- Cansancio (astenia)

A medida que el cáncer progresa, el cansancio puede convertirse en un síntoma de enfermedad, aunque en algunos casos, como en la leucemia, puede ser uno de los primeros síntomas, o bien puede ser un síntoma secundario a una anemia provocada por la pérdida de sangre en tumores de colon o estómago.

4.- Dolor

En el cáncer de huesos o el testicular, el dolor puede ser un síntoma inicial, al igual que en tumores cerebrales, la cefalea que no remite es una señal de alarma. Con frecuenciael dolor tumoral  se asocia a metástasis (diseminación del tumor) o a invasión directa de estructuras ricamente inervadas.

5.- Cambios en la piel

Además de las alteraciones en la forma, tamaño y aspecto de los lunares propios del cáncer de piel, otros tipos de neoplasia pueden provocar otros cambios en la piel como:

  • Ictericia
  • Eritema (enrojecimiento)
  • Prurito (picor)
  • Crecimiento excesivo del pelo
  • Cambios de color de la piel

6.- Cambios de ritmo intestinal (Estreñimiento o diarrea)

El cambio en la regularidad intestinal por un tiempo prolongado puede ser un síntoma asociado al cáncer de colon.

7.- Heridas que no cicatrizan

En ocasiones, el cáncer de piel puede guardar parecido con úlceras que no cicatrizan, igual que se produce en el cáncer oral y debe poner en guardia a fumadores y personas que consumen alcohol habitualmente. En la zona genital también debe poner sobre aviso tanto a hombres como a mujeres. 

8.- Manchas blancas en la lengua o en el interior de la boca o en otras cavidades

Estas pequeñas manchas blancas pueden ser lesiones precancerosas frecuentes en personas que fuman en pipa y, de no tratarse a tiempo, pueden convertirse en cáncer de boca. 

9.- Sangrado o secreción inusual

Un sangrado inusual puede ser un síntoma de un cáncer en su etapa inicial o avanzada: toser sangre se asocia al cáncer de pulmón; en heces, a cáncer colorrectal; vagina, a cáncer de cuello de útero o endometrio; en la orina, a un cáncer de vejiga o riñón; y en el pezón, a un cáncer de mama.

10.- Aparición de bultos

Muchos cánceres se pueden palpar a través de la piel, especialmente el cáncer de mama, testículos, ganglios linfáticos y tejidos blandos. Cualquier masa dura nueva o que notemos que ha crecido debe resultarnos sospechosa y debemos consultarlo con un especialista. Algunos tumores de mama se manifiestan con enrojecimiento de la piel, engrosamiento o protuberancias.

11.- Dificultad para tragar

La dificultad para tragar persistente puede ser un síntoma de cáncer de esófago, de estómago o de faringe, aunque en la gran mayoría de los casos se deben a otras causas ajenas a un tumor.

12.- Tos persistente y cambio de voz

Aunque  una  tos persistente usualmente tiene motivos no tumorales,  puede que sea un signo de cáncer de pulmón o vías aerodigestivas superiores. El cambio de voz puede ser un signo de cáncer de laringe (caja sonora) o de cáncer de pulmón por atrapamiento del nervio recurrente.

Ante cualquier duda, acuda a un especialista. En iTAcC contamos con un completo programa de detección precoz de los principales tumores, del que puede pedir información o cita previa en el teléfono 91 574 58 88.


Ver noticia en: